miércoles, 8 de febrero de 2012

Soy mujer

Dedicado a todas las mujeres que los que hoy dicen defender con sus políticas,  hemos sido ofendidas

Y como tal en estos día de tanto terremoto, tengo derecho a decidir sobre mi vida, sobre mi cuerpo, sobre mi cabeza, sobre mis sentimientos y sobre mis pensamientos. Por esa razón no quiero que bajo ningún concepto nadie, absolutamente nadie decida sobre mi, sobre mi cuerpo, sobre que tengo que hacer, que tengo que decir, que tengo que decidir, que tengo que pensar. Y por tener ya suficiente edad para llevar a cabo estos actos para todo esto quiero y exijo el máximo respeto sobre mis derechos y libertades. Y quiero que exista el divorcio para poder divorciarme de manera justa si eso es lo que deseo, quiero poder abortar si por cualquier circunstancia me quedo embarazada y no quiero, no puedo o simplemente no voy a tenerlo y quiero abortar en plenas condiciones legales y sanitarias, no quiero verme envuelta en una sangría como a muchas otras mujeres que conozco les ha pasado. Quiero enamorarme de un hombre o de una mujer y si cuando me enamore quiero casarme quiero hacerlo con toda la libertad y los mismo derechos y deberes que lo hacen entre hombres y mujeres, porque esos derechos también son míos, y quiero tener hijos y si uno de mis hijos necesita un hermano para salvar su vida quiero poder tenerlo sin que nadie cuestione mi decisión y la ayuda de los médicos. Quiero que si la vida para llegar a la muerte viene acompañada de una enfermedad poder elegir el cómo, cuando y donde morir con dignidad, como he querido vivir y ahorrarme dolor y ahorrárselo a los que me quieren y quiero hacerlo con los mejores medios posibles. En definitiva quiero derechos para que podamos decidir si ejercerlos o no. Porque en eso consiste la democracia, aunque haya algún poder anómalo que aún no lo ha entendido.


Pd.: Este texto lo escribí en octubre del año 2009, desafortunadamente no tengo que tocarle ni una coma, porque todo puede empeorar

4 comentarios:

  1. Plas, plas.
    Aplaudo este tu post.
    Y lo reseño en los comentarios de ésta modesta entrada.

    ResponderEliminar
  2. Vengo de casa de Toy.
    Sinceramente me pareces una ilusa, ¿a quien se le ocurre pedir libertad?...
    Aunque no comparta muchas de las cosas que dices, no me veo capacitado para censurarte...
    Un saludo respetuoso..

    ResponderEliminar
  3. siento vértigo al ver el abismo que se abre ante mi. volveré mis pasos a la oscuridad de donde vengo. solo recordaré una luz enceguecedora que tal vez soñé.

    ResponderEliminar
  4. muy buen post, te seguiré de cerca :)

    ResponderEliminar